EVENTOS

Inauguración placa en la Casa Natal de Nino Bravo

En 1998 se celebró el 25 aniversario de la muerte de Nino Bravo, nacido en la calle Sants de la Pedra nº 75 de Aielo de Malferit. Por este motivo, la calle decidió homenajear a tan conocido vecino. Una representación de la Junta de fiestas de la calle habló con el Alcalde y Regidor de fiestas, exponiendo la idea de hacer a Nino una placa conmemorativa en la casa donde nació, que sería destapada durante la fiesta de la calle (18 de julio). Se acordó que el Ayuntamiento se haría cargo de los costes de la placa y la calle organizaría la fiesta.

La Junta se puso en marcha: primero buscaron y encargaron la placa a una empresa de picapedreros de Albaida. Después pensaron en el escrito que debía figurar en la misma. Del propio repertorio de Nino sacarían el texto con el que ilustrar la placa. Se organizó la fiesta como todos los años, y en la noche del homenaje a Nino Bravo se invitaron a sus hijas, que junto al Alcalde Francesc Martí, hicieron el descubrimiento de la placa conmemorativa. También se enviaron saludos a toda la Corporación Municipal, rector, asociaciones y a todo el pueblo en general.

El día 16 de julio, jueves por la mañana, acudieron los hombres del Ayuntamiento de Aielo a colocar la placa. Inmediatamente después fue cubierta con una cortina hasta el gran día del homenaje. También se colocó un foco directo a la placa y otro iluminando a los Santos de la Piedra.

El sábado 18 todo el vecindario se puso a decorar la calle, con banderitas. El lugar de los Santos fue decorado con garlanda verde y flores, fruta, plantas... quedando todo listo para la noche.


A las 12 de la noche comenzó la gente a arremolinarse frente a la casa número 75, casa que vió nacer a Nino Bravo y todavía pertenece a su familia (la casa es de Carmen Ferri, prima de Nino), donde se haría el homenaje a Nino. Allí ya se encontraban las dos hijas de Nino Bravo (Eva y Amparo Ferri), y el Alcalde Paco Martí. Comenzó el homenaje a Nino Bravo, presentado por una vecina de la calle, Alicia Martí, que hizo un poco de historia sobre la calle y la fiesta, explicando el motivo del homenaje. Después sería el alcalde quien tomaría la palabra, informando al pueblo de los actos que el Ayuntamiento estaba preparando para celebrar los 25 años de la desaparición del gran intérprete.

Alicia también quiso recordar al 'tío Manolo', padre de Nino Bravo y vecino de la calle, que por motivos de salud no pudo acudir al homenaje de su hijo.

Agradecidos por la presencia de Amparo y Eva, esta última quiso decir unas palabras y dio las gracias por el cariño que el pueblo ha demostrado a su padre. A continuación, Francesc Martí y Eva Ferri procedieron a descubrir la placa, con un fuerte aplauso por parte del pueblo allí reunido. En ese momento comenzó a sonar la canción 'Un beso y una flor' interpretada por una dulzaina y el tabalet. Después se cantaron varias albaes dedicadas a Nino y para finalizar una traca.